En esta serie de artículos, hablaremos sobre algunas de las zonas de Diablo, incluyendo un poco de su historia. En este cuarto artículo, nos trasladeremos a la Ciudad de la Luz, Westmarch.

Westmarch, la Ciudad de la Luz, fué la capital militar y mercantil de la región con el mismo nombre. Recibe el nombre por ser el punto occidental más lejano que alcanzó, hacia el Oeste, la cruzada de Rakkis. Tiene extensas calles con canales, enlodados y llenos de basura, y una arquitectura gótica. Sirvió como puerto para la Armada. Está rodeada por enormes muros de piedra, con arqueros y vigías en ellos. Conforme avanzamos al centro de la ciudad, aumenta su altura, ya que la ciudad está construida en unas colinas.

HISTORIA

Después de la conquista de Westmarch, Rakkis ordenó la construcción de un asentamiento, que serviría de capital para su nuevo reino, justo al lado de Mar del Oeste y la Marisma de Sangre. Consagró la ciudad y se autoproclamó rey. Lo que sería el palacio de la ciudad, fué la primera construcción de Westmarch, que sirvió de baluarte para Rakkis. Más tarde, los Hijos de Rakkis construyeron los muros externos de la ciudad. Los arquitectos, algún tiempo después, adaptarían este estilo y lo adornarían. En cierta forma, la ciudad de Westmarch acabó siendo una extensión del palacio.

Pronto floreció como centro militar y mercantil, debido a su proximidad al océano. Durante los siguientes dos siglos, ninguna fuerza externa logró asaltar la ciudad. A medida que Westmarch iba expandiéndose, tanto la ciudad como el puerto, todos los edificios construidos cerca del mar fueron demolidos y sustituidos por nuevas construcciones.

En el año 1200, la ciudad sucumbió a un brote de plaga, conocido como la Gran Pestsilencia. Afectó tanto a humanos como a animales. Los supervivientes, aterrados, arrojaron los cuerpos de los afectados a los Túneles de la Plaga, Justinian II ordenó la incineración de los cadáveres.

LOS SEGADORES DE ALMAS

En 1285, Malthael condujo a sus Segadores a Westmarch. sacrificó a muchos de sus ciudadanos y defensores, convirtiéndolos en un ejército de esclavos No-Muertos bajo su control. La ciudad cayó casi instantáneamente, pero la lucha continuó entre los Segadores y los soldados restantes de Westmarch, que fueron auxiliados por los Nephalem y Tyrael. Se logró defender la ciudad, aunque con el coste de miles de vidas. Actualmente, la cuidad está despoblada.

DENTRO DEL JUEGO

Westmarch es una zona del Acto V de Diablo III, introducida en la expansión Reaper of Souls. La ciudad está dividida en varias subzonas.

Una de estas zonas es el Enclave de los Supervivientes, la ciudad central del Acto y donde tendremos nuestro centro de operaciones. Es una plaza cuadrada, justo delante de la Catedral de Zakarum, y está bajo el asedio de los Segadores la primera vez que llegamos a ella.